• +573136575982
  • This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.
  • Por: Redacción Tejiendo Territorios

    Hoy Colombia se atiende con 231 casos confirmados por coronavirus, dos de ellos han muerto en las ciudades de Cartagena y Cali.Se confirmó además el primer contacto por COVID-19 en San Andrés Islas.

    La situación se agrava con amotinamientos en varias cárceles colombianas.En la Modelo de Bogotá hasta ahora se contabilizan 23 muertos, 83 heridos.Un muerto era un Guardián del Impec.

    La crisis carcelaria que había sido denunciada y advertida por senadores como Iván Cepeda, Alexander Lopez y Aida Avella, encuentra caldo de cultivo para agravarse ya que en Colombia son 130.000 reclusos en 138 cárceles, las que son insuficientes, llegando el hacinamiento cerca del 55%; este hacinamiento favorece la preparación de la pandemia en las cárceles.  Las inhumanas condiciones en que se encuentran los reclusos de todos los delitos, obligan a implementar de manera inmediata un plan de contingencia que empiece por evaluar la salud de toda la población penitenciaria, la que no encuentra otra salida que protestar y amotinarse. Es hora ya que el IMPEC deje de ser el nido de corrupción y criminalidad que ha sido y en medio de esta crisis reflexione sobre su verdadero papel en la resocialización, reincorporación de estos colombianos que también tienen derechos

    Según el Ministerio de Salud de Colombia, este es el cuadro general de contagios en Colombia: Bogotá: 88;Valle del Cauca: 31;Antioquia: 25;Bolívar: 14;Risaralda: 13;Cundinamarca: 8;Huila: 10;Norte de Santander: 8;Atlántico: 7;Quindío: 6;Caldas: 6;Tolima: 4;Santander: 3;Magdalena: 2;Cauca: 2;Meta: 1;César: 1;Casanare: 1;San Andrés y Providencia: 1.

  • Redacción TT.

    Como se ha dicho, esta semana y la próxima son cruciales para la lucha contra el coronavirus. 

    El Ministerio de Salud y Protección Social de Colombia ha reportado el número de contagiados en el país de 378 personas.Bogotá es la ciudad más afectada (120).

    Después de Bogotá, Cundinamarca y Valle del Cauca (66), Antioquia, Bolívar y Risaralda sigue en la lista de casos con 52, 21 y 17, respectivamente.En este informe del 24 de marzo no se registraron más muertes (3) y el total de recuperados sigue siendo de 6 pacientes.

    Las ciudades en las que se dieron los fallecimientos son Cartagena (Hombre de 58 años), Cali (Mujer de 70 años) y Santa Marta (Hombre de 88 años).

    Casos confirmados en ciudades de Colombia

    Bogotá: 120, Antioquia: 52, Valle del Cauca: 66, Bolívar: 21, Risaralda: 17, Cundinamarca: 21, Huila: 14, Norte de Santander: 11, Atlántico: 9, Quindío: 8, Caldas: 9, Meta: 7, Tolima: 8, Santander: 3, Magdalena: 4, Cauca: 3, Cesar: 2, Casanare: 1, San Andrés y Providencia: 1 y Nariño 1. En total hay 378 casos registrados en el país.

    Quédate en casa.

  • Redacción TT.608 casos confirmados, 6 muertos y 10 recuperados.Bogotá sigue siendo la ciudad con más afectados con un total 264. Valle del Cauca 83. Antioquia 67. Casos Importados 327, Casos Relacionados 215 y Casos en Estudio 66.

    En el mundo, en número de contagios ya es de 591.971, con un total de 27.090 fallecimientos y 135.779 recuperados.

    Esta es la situación por ciudades.

    Bogotá: 264, Valle del Cauca: 83, Antioquia: 67, Bolívar: 28, Cundinamarca: 23, Atlántico: 20, Risaralda: 19, Quindío: 16, Norte de Santander: 15, Huila: 14, Caldas: 13, Cauca: 9, Tolima: 9, Meta: 8, Magdalena: 7, Santander: 4, Cesar: 3, Boyacá: 2, Nariño: 2, Casanare: 1 y San Andrés: 1.

    Otras informaciones de ciudades.

    EnPasto se confirma el segundo caso de contagio.EnCali el mayor problema son las aglomeraciones en sistema de transporte MIO.EnPopayán : Ademásdel Alcalde Juan Carlos López, también resulto positivo la presidenta ejecutiva de la Cámara de Comercio del CaucaAna Fernanda Muñoz Otaya .EnGuaca municipio del departamento de Santander, una directiva de hospital de Guaca contrajo covid-19 tras viaje a México, la noticia genero pánico por que esta funcionaria de salud estuvo en varias reuniones de más de 40 personas.EnChía Cundinamarca miless de personas están sin agua por la ruptura de un tubo.EnBogotá la alcaldesa hizo un convenio con Corferias para utilizar las instalaciones feriales como hospital adecuado con millas de camas en pacientes con coronavirus.

  • Redacción TT. En Colombia hay 1.161 casos confirmados por Covid-19, muertos 19 y recuperados 55. Bogotá sigue siendo la ciudad con más casos confirmados con 542.

    Esta es la situación por departamentos.

    Bogotá: 542, Valle: 150, Antioquía: 127, Boívar: 42, Cundinamarca: 42, Atlántico: 35, Risaralda: 35, Huila: 30, Quindío: 23, Norte de Santander: 21, Cesar: 16, Caldas: 16, Tolima: 14, Santander: 12, Meta: 12, Magdalena: 12 , Cauca: 12, Boyacá: 6, Nariño: 6, Córdoba: 2, Casanare: 2, San Andrés y, Providencia:2, Sucre: 1 yLa Guajira: 1

    Coronavirus en el continente americano.

    En la última semana, la pandemia de covid-19 en las Américas se ha intensificado" dijoLa directora de la Organización Panamericana de la Salud, Carissa Etienne. "Nuestra región ha entrado a una nueva fase", indicando un ascenso en las cifras de contagios en el continente que hoy alcanza los 24.544 casos.

    A nivel global,este 3 de abril de 2020, hay un total de casos confirmados de 1.033.833 contagios d ellos cuales 54.378 han muerto.

  • Redacción TT.

    En Colombia hay 1.406 infectados por el COVID-19.muertos 32 y recuperados 85. Es alentador la dinámica de recuperación ya que significa vidas salvadas y camas y equipos disponibles para otros.

    Bogotá sigue siendo la ciudad con más casos con un total de 695 contagios, seguido del Valle y Antioquia con 179 y 150, cada uno.

    Esta es la situación por departamentos.

    Bogotá: 695, Valle del Cauca: 179, Antioquia: 150, Atlántico: 47, Bolívar: 45
    Cundinamarca: 47, Risaralda: 37, Huila: 34, Norte de Santander: 25, Quindío: 23, Cesar: 16, Caldas: 16 , Tolima: 15, Meta: 13, Santander: 12, Magdalena: 12, Cauca: 12, Boyacá: 13, Nariño: 6, Córdoba: 3, Casanare: 2, San Andrés y Providencia: 2, Sucre: 1, La Guajira : 1

    Sucre y La Guajira son los departamentos con menos infectados con tan solo un caso, seguido por Casanare y San Andrés y Providencia que presentan dos.23 de los 32 departamentos de Colombia tienen la presencia del Covid-19. 

    Personas con mayores y enfermedades previas son los de mayor riesgo.

    El Ministerio de Salud de Colombia informó que "las nuevas 7 víctimas del coronavirus padecían enfermedades previas".En Villapinzón (Cudinamarca) fallecieron una mujer de 67 años con HTA (Hipertensión arterial), obesidad y diabetes y un hombre de 65 con una complicación cardíaca previa.En Barranquilla, un anciano de 77 años con HTA;en Tunja, un hombre de 88 años con Epoc y enfermedad coronaria.En Bogotá murió un hombre de 72 años con hipotiroidismo;en Cúcuta una mujer de 74 años con hipertensión arterial, hipotiroidismo, diabetes, falla cardíaca, obesidad, dislipidemia y Epoc y un hombre de 64 años con diabetes en Montería.

  • Redacción TT.

    En Colombia hay 1.780 contagiados por el COVID-19.muertos 50 y recuperados 100.

    En el mundo son 1.408.974 contagiados, 81.016 muertes y 303. 605 recuperados

    Según Minsalud hoy surgió 201 nuevos casos por coronavirus, siendo hoy el día en el que más casos se han presentado desde que la pandemia golpeó a Colombia.Bogotá sigue siendo la ciudad más afectada con 861 afectados. 

    Esta es la situación por departamentos.

    Bogotá: 861, Valle: 250, Antioquia: 209, Atlántico: 63, Cundinamarca: 60, Bolívar: 63, Risaralda: 44, Huila: 34, Quindío: 34, Norte de Santander: 25, Cesar: 17, Caldas: 16, Tolima: 15, Santander: 14, Magdalena: 14, Cauca: 14, Meta: 14, Boyacá: 13, Nariño: 7, Córdoba: 7, Casanare: 2, San Andrés y Providencia: 2, Sucre: 1, La Guajira: 1)

     

  • En el marco de esta pandemia, además de cuidar la vida, no olvidemos lo importante.¿Qué ha pasado con la paz en los territorios?

    La alianza entre los medios alternativos Tercer Canal, tejiendoterritorios.co y la Corporación Viso Mutop, convocan el Foro Virtual PAZ TERRITORIAL EN NARIÑO.PDET, PNIS  y la situación de las organizaciones, cultivadores de coca en Nariño.

    Para acceder al foro, por favor vincularse a https://www.facebook.com/3CanalCol/ y https://www.facebook.com/zahebu

    Intervendrán como ponentes centrales Eugenio Estupiñán Guevara  .Gerente del Plan de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET) de la zona Pacífico y Frontera Nariñense (ART). Alejandra Torres  , Socióloga con experiencia de trabajo con comunidades campesinas en Nariño.Pedro Arenas  , Ex Alcalde de San José Guaviare, Ex Congresista, Miembro de la Corporación Viso Mutop.Lidera en Colombia un observatorio de cultivos declarados ilícitos.La moderación estará a cargo de Zabier Hernández Buelvas.Lic.Ciencias Sociales Defensor de DH y gestor social de Paz.

    El foro se realizará el miércoles 22 de abril de 2020, a las 7:00 pm

    Convocan: Tercer Canal, Corporación Viso Mutop y tejiendoterritorios.co

     

  • Por: Guillermo García Realpe. - 

    El senador Guillermo García Realpe denuncia a los abusos de las empresas de servicios públicos.Pone la lupa sobre CELSIA en Tolima.

    En época de pandemia, son muchos los que le quieren sacar provecho a la contingencia, de carteles que acaparan todos los elementos básicos de protección a quienes envían las ambulancias al servicio público de pasajeros para evadir la norma a los especuladores de los precios en los productos básicos de la canasta familiar y así en muchos otros sectores.Esto refleja, sin duda, corrupción a gran escala.

    A nivel institucional, el panorama no es distinto.Muchos corruptos están de fiesta en varias regiones del país, contratando millonarios recursos para diferentes programas sociales encaminados a atender la crisis y, en medio de su "esfuerzo", aprovechan para planificar mercados con sobrecostos, para beneficiarios de ayudas a personas que no lo necesitan y ni qué decir de los millonarios recursos que se invierten en los Programas de Alimentación Escolar –PAE-, muchos de ellos que terminan dilapidándose y quedándose en los bolsillos de unos pocos inescrupulosos que juegan con el erario haciendo un festival con lo que es de todos .

    También encontramos muchas empresas de servicios públicos que hoy tendrán la necesidad de la gente, abusando de las tarifas e incluso anunciando que van a promediar el pago de las mismas con meses donde no tuvimos contingencia, afectando así a muchos sectores que hoy no tienen la Misma capacidad de pago que en tiempos de normalidad.Me refiero a las empresas del servicio de energía, que han cometido muchos abusos en Colombia.

    No solo las hidroeléctricas han abusado del cargo de confiabilidad, también hace un par de años afectados por la misma situación con las termoeléctricas, que obtuvieron recursos superiores a los $ 16 billones.

    En medio de la crisis, ciertas empresas, como CELSIA en el Tolima, aprovechando la interpretación del artículo 146 de la Ley 142 del 93 de servicios públicos para abusar de los comerciantes, de los hoteleros, de los restaurantes y, en fin, de la gente que se dedica a la prestación de servicios turísticos importantes en el sur de oriente del Tolima, como Melgar, Carmen de Apicalá, Icononzo, Prado.Usaron el pretexto de que, como no deberían revisar los consumos con personal presencial de la empresa, les iban a aplicar promedios de los últimos meses, es decir, de las temporadas altas, cuando hoy los tienen no tienen hotelería, ni los restaurantes la clientela habitual.Así, quería CELSIA cobrarles tarifas con promedio correspondiente a los meses de diciembre y enero, que son de altísima ocupación.Ese abuso no lo toleró la gente y,

    No solo CELSIA en el Tolima, muchas empresas en Colombia han abusado de la trepada de las tarifas en los recibos de servicios públicos.Constantemente, recibimos quejas de situaciones similares en departamentos como El Cauca, El Huila, El Meta y en muchas más regiones donde están las tarifas por estos días de contacto con las nubes sin que haya poder humano para esas situaciones.Por eso, instamos a los organismos correspondientes a controlar y sancionar las alzas en el servicio de energía que vienen presentando y denunciando a lo largo y ancho del país y, por supuesto, también pedimos que se aplican los subsidios correspondientes a los estratos 1, 2 y 3.

    El incremento en el valor del cargo fijo o en el valor del kilovatio que, en muchas regiones, se ha doblado tiene que sancionarse.Para muchas familias que antes pagaban, por ejemplo, en promedio 80 o 90 mil pesos mensuales, ahora el valor del servicio se les duplicó.Según la Resolución 058 del 2020, las empresas que prestan el servicio de energía eléctrica no pueden realizar incrementos del valor del costo unitario, menos que sean diferidos posteriores.

    En el caso de la compañía CELSIA, ya que entró al radar del control del Ministerio de Minas, de la Superintendencia de Servicios Públicos, de la CREG y del Congreso de la República y hoy esa empresa tiene que rectificar y ofrecer mejor servicio - servicio de calidad -, sin abusos y con tarifas justas.

    Estaremos muy atentos a difícil seguimiento a este y otros temas de interés nacional, porque no es justo que hoy muchas personas, muchas empresas oportunistas se aprovechen del difícil momento de la gente para darles un golpe de gracia a sus bolsillos, debilitando aún más la precaria situación económica de las familias colombianas.

    * Guillermo García Realpe, Senador, @GGarciaRealpe

    Tomado dehttps://lalineadelmedio.com/corrientazo-a-los-usuarios/ 27.04.2020

  • Por: La Liga Contra el Silencio. - 

    ¿Quién o quiénes registran la orden de perfilamiento y vigilancia a periodistas y medios por parte de los organismos de inteligencia militar?

    Ante la revelación de la revista Semana de que el Ejército ejecutó un programa de seguimiento informático en la que la mayoría de sus blancos eran periodistas, nacionales e internacionales, políticos, generales, oenegés y sindicalistas –por lo menos unas 130 víctimas–, un grupo de periodistas perfilados por inteligencia militar y respaldados por la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP) manifestamos nuestro rechazo.Pero más que esto tenemos preguntas, pues a pesar de la información disponible no logramos comprender el alcance de estas acciones ilegales ordenadas desde una fuerza que tiene la obligación de determinar nuestra labor periodística, no de perseguirnos y estigmatizarnos:

    1. ¿Quién o quiénes especificaron la orden de perfilamiento y vigilancia a periodistas y medios por parte de los organismos de inteligencia militar, que ataca directamente las garantías para el libre ejercicio del periodismo en el país?
    2. Uno de los objetivos de la inteligencia militar es proteger los derechos humanos, y prevenir y combatir las amenazas internas o externas que se relacionan con la seguridad nacional.¿Somos los periodistas y medios vigilados por el Estado, una amenaza para la seguridad nacional?¿Con qué criterio justificar activar contra la prensa labores que están dispuestas para combatir la criminalidad?
    3. ¿Quiénes eran los destinatarios y / o tenían acceso a las carpetas con los perfilamientos y espionajes a periodistas, políticos y defensores de derechos humanos?
    4. ¿Tiene el presidente Iván Duque, el Ministerio de Defensa o alguno de sus altos funcionarios, ¿conocimiento de estas actividades de espionaje ilegal?¿Qué acciones tomarán para que los periodistas puedan ejercer la profesión sin ser blanco de perfilamientos, espionaje y estigmatización?

    Según la investigación de la revista Semana, la inteligencia militar ejecutó un programa de seguimiento ilegal, por lo que exigimos que le entregue toda la información captada de manera inconstitucional a cada uno de los perfilados.

    Hoy 3 de mayo, Día Mundial de la Libertad de Prensa, demandamos un pronunciamiento del gobierno del presidente Iván Duque y le recordamos las obligaciones del Estado colombiano para garantizar la libertad de prensa y el libre ejercicio del periodismo, pilares de una sociedad democrática.

    Firman

    Periodistas blanco de perfilamiento militar:

    Juan Forero, The Wall Street Journal;Ignacio Gómez, Noticias Uno;María Alejandra Villamizar;Caracol Radio y Caracol TV;Yolanda Ruiz Ceballos;Radio RCN y columnista de El Espectador;Dayana Rodríguez Bernal, Radio Nacional de Colombia;Daniel Coronell, Univisión;Óscar Parra, Lidha Beltrán Valero, Luisa María Rincón Guzmán, Paula Andrea Hernández Vargas, María del Pilar Puentes Espinosa, David Leonardo Riaño Valencia, Silvia Natalia Corredor Rodríguez, María Jimena Neira Niño, Álvaro Andrés Avendaño Alba, Juan Pablo Gómez Peña, Carol Lizeth Sánchez Fonnegra, Nicole Acuña Cepeda, Juana Teresa Callejas, Fernanda Barbosa dos Santos, Germán Alejandro Ballesteros Coral, Santiago Luque Pérez, Ricardo Sánchez Gómez, Richard Stiven Romero Trochez, Daniela Aguirre, de Rutas del Conflicto;Andrés Cardona Cruz, fotorreportero (Florencia, Caquetá);

    periodista independiente que escribe para La Liga Contra el Silencio.

    John Otis, corresponsal de NPR y del Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ); Camilo Poveda, Blu Radio; Stephen Ferry, independiente; Federico Ríos, fotoperiodista; Nicolás Bedoya, fotoperiodista; Ginna Morelo, La Liga Contra el Silencio; Fundación para la Libertad de Prensa FLIP;

    Esta petición la respaldan:

    Jineth Bedoya Lima, Premio Unesco Guillermo Cano 2020 y subeditora de El Tiempo; Cecilia Orozco, Noticias Uno; Jaime Abello Banfi; José Manuel Acevedo, Noticias RCN; Néstor Morales, Blu Radio; Juanita León, directora de La Silla Vacía; Maria Teresa Ronderos, de la Junta Directiva del Comité para la Protección de Periodistas (CPJ); Camilo Acosta, Camilo Sánchez, José Díaz, Sara Castillejo, Jeanneth Valdivieso – La Liga Contra el Silencio; Diana Durán, El Espectador; Camila Zuluaga, Blu Radio y Noticias Caracol; Mabel Lara, Noticias Uno; Darío Fernando Patiño, Radio Nacional de Colombia; Rodrigo Uprimny, columnista en El Espectador; Sinar Alvarado, columnista en The New York Times; Nathan Jaccard, editor Latam de OCCRP; Claudia Julieta Duque, Radio Niskor;; Carlos Huertas, director de Connectas; Patricia Gomez, RCN; Juan David Laverde; Juan Diego Restrepo E. y Bibiana Ramírez, VerdadAbierta; Olga Behar, periodista independiente; Equipo editorial Actualidad Panamericana

    PACIFISTA!

    Sara Trejos, Presunto Podcast; Maru Lombardo, Presunto Podcast; Javier Osuna, director Fahrenheit 451; Lorenzo Morales, colaborador de La Liga Contra el Silencio y Cerosetenta; Óscar Durán, CrossmediaLab de la Universidad Jorge Tadeo Lozano; Juan Camilo Maldonado y Elizabeth Otálvaro, Mutante; Juliana Castellanos, directora Unidad de Investigación Periodística del Poli; Alejandro Gómez Dugand, Cerosetenta; Natalia Arenas, Cerosetenta; Tania Tapia, Cerosetenta; Manuela Saldarriaga, Cerosetenta; María Fernanda Fitzgerald, Cerosetenta; Sebastián Payán, Cerosetenta; Fabio Posada, periodista independiente; Natalia Botero Duque, fotoperiodista; Camilo Vallejo, columnista La Patria; Julián Martínez, periodista independiente; Santiago Rivas, Presunto Podcast;; Betty Martínez, Diario del Norte y TuuPutchika en La Guajira; Jorge Cárdenas, periodista de Villavicencio; Adriana Villegas, columnista La Patria; Alejandro Samper Arango, columnista La Patria; Martín Franco Vélez, columnista La Patria; Cesar Molinares, periodista independiente; Catalina Lobo-Guerrero, periodista independiente; Carlos Chica, defensor de audiencias de Canal Capital; Camilo Jiménez Santofimio, periodista independiente; Óscar Sánchez, periodista independiente; Mauricio Beltrán, director de Fedemedios; Claudia Marcela Mejía, periodista independiente; María Paulina Baena, La Pulla; David Tarazona, Cuestión Pública; Patricia Nieto, periodista de Hacemos Memoria Universidad de Antioquia; Karim Ganem Maloof, El Malpensante; Maryluz Vallejo, Directo Bogotá; Belén Pardo, Vokaribe Radio; Ivan Mercado, Vokaribe Radio; Patricia Rendón, Vokaribe Radio; Walter Hernández, Vokaribe Radio; Alfredo González, Vokaribe Radio; Octavio González, Vokaribe Radio; Carolina Guerrero, Radio Ambulante; Daniel Alarcón, Radio Ambulante; David Trujillo, Radio Ambulante; Camila Segura, Radio Ambulante;; Constanza Bruno, periodista independiente; Fernanda Pineda, fotorreportera / Colombia; Natalia Guerrero Ulloa, periodista independiente; Santiago Wills, periodista independiente; Andrea Aldana, periodista de El Poder en Semana TV / Investigadora Fundación Paz y Reconciliación Colombia; Paula Thomas, Reojo colectivo; Charlie Cordero, Reojo colectivo; Santiago Mesa, Reojo colectivo; Andrés Cardona, Reojo colectivo; Andrés Buitrago, Reojo colectivo; Gerald Bermúdez, periodista y fotorreportero freelance: Andrés Páramo, periodista independiente; Diego Alarcón, periodista independiente; Laila Abu Shihab Vergara, periodista independiente La Cola de Rata

    Red Colombiana de Periodismo Universitario y sus medios integrantes:

    Datéate al minuto, Tinta Negra (Uniminuto Bogotá), Unimedios (Universidad Santiago de Cali), Un Pretexto (Universidad de Boyacá), Norte Urbano (Uniminuto Bello), Ciudad Vaga (Universidad del Valle), En Primera Persona (Universidad Católica de Pereira), Periódico 15 (Universidad Autónoma de Bucaramanga), Entre Nos, El Anzuelo Medios (Universidad de Ibagué), Contexto (Universidad Pontificia Bolivariana – Medellín), De la Urbe (Universidad de Antioquia), Sextante (Universidad Católica Luis Amigó), Unisabana Medios (Universidad de La Sabana), Bitácora, Nexos (Universidad EAFIT), Página, UniDiario, La UM Central (Universidad de Manizales), Unicomedio, Unicomfacauca Radio (Unicomfacauca), CrossmediaLab (Universidad Jorge Tadeo Lozano – Bogotá), Conexión Lasallista (Corporación Universitaria Lasallista), Ágora, Miradas y Voces (Universidad de Pamplona), Plataforma, Estación V (Universidad Pontificia Bolivariana – Bucaramanga), Universidad Tecnológica de Pereira

    Periodistas internacionales:

    Mónica González, periodista independiente, Chile;Fabiola Gutiérrez, La Pública, Bolivia;Marcela Turati, periodista independiente, México;Miguel Dimayuga, fotorreportero revista Proceso, México;Lise Josefsen Hermann, Periodista Freelance, Ecuador, Dinamarca;Raúl Romero fotorreportero, Venezuela;Nicola Frioli, fotógrafo, Italia;Sara Aliaga T., fotorreportero, Bolivia;Román Camacho, Fotoperiodista, Venezuela;Desirée Esquivel, periodista en Ciencia del Sur, Paraguay;Isabela Ponce, GK, Ecuador;Luz Mely Reyes, directora de Efecto Cocuyo, Venezuela;Fabiola Torres, Salud con Lupa, Perú;Thelma Gómez, periodista independiente, México;Francesco Manetto, Catalina Oquendo y Santiago Torrado, EL PAÍS de España;APIC, Asociación de Prensa Internacional en Colombia

  • Por:Pedro Arenas.Miembro de la Corporación Viso Mutop.-

    1. ¿Ya se caracterizó seriamente a la población de adultos mayores, a los hogares con personas en situación de discapacidad, a quienes tienen preexistencias arteriales, respiratorias y de diabetes para hacerles monitoreo constante en salud?

    2. ¿Por qué no hubo brigadas de salud cuadra por cuadra, barrio por barrio para hacer una adecuada identificación de vulnerabilidades en hogares?

    3. ¿Ya superaron, los alcaldes, el discurso de la entrega de mercados (y eso donde lo hicieron) a título de quien ocupa el cargo y no de la entidad?

    4. Si se supo desde el principio que los hospitales no estaban dotados como se necesita, ¿qué camas nuevas se compran, respiradores y UCI se instalaron?

    5. ¿Por qué no se aprovechó la cuarentena para revisar, en medio de emergencia económica y urgencias manifiestas, la situación del sector salud, y por qué el "tercer gobierno del innombrable" no aprovechó para financiar a los hospitales?

    6. ¿Por qué el muchacho que toca la guitarra en las fiestas del BID, y ahora ahora ser presidente cada noche, se dedicó a quitarle fondos a los entes territoriales, para dárselos a los bancos privados?

    7. ¿Por qué la podrida élite que mal gobierna el país hace 200 años, llama al pobrerío "atenidos" ?, cuando fueron los que acabaron con lo poquito que tuvimos de estado de bienestar;manda a los trabajadores a la calle mientras ellos se quedan en sus sitios de poder;tal como los partidos de gobierno "abogan" por la reapertura de la economía, pero ellos mismos en el congreso ni siquiera acuden a un sesionar.

    8. ¿Será que conociste a las personas en sus casas para ellos profundizar su modelo de apropiación del público, lanzar operativos contra negros, indígenas y campesinos, violar los Derechos Humanos y de paso desactivar la protesta que arrancó en noviembre y se avizoraba este año?

    ¿Serán guayabas... Serán limones?

  • Por:Zabier Hernández Buelvas.

    Don Mario Heterónimo, es un nombre genérico para identificar a miles de padres y madres que hoy tiene preocupación, sobre la famosa cuarentena inteligente de Duque, que en la práctica es un rompimiento poco inteligente de esta.  

    Quienes somos son inteligentes y manejan con sabiduría la situación son los padres y madres que deben lidiar y tomar decisiones a diario sobre el presente y el futuro de sus hijos en contextos tan complejos como el que vivimos en el medio de la pandemia.

    Y aunque los últimos decretos no llaman a clases en las aulas, presagia que este gobierno va hacia esa posibilidad.Con solo pensarlo, los padres se pondrán nerviosos y anuncian sus percepciones.

    Por eso, con razón Don Mario Heterónimo, escribió esto en un grupo de WhatsApp de una institución educativa:

    “Sin garantías mis hijos no vuelven por ahora a clases, el 31 de mayo está muy cerca y aquí no hay vacuna.Prefiero que pierda un año de escolaridad, a que en un año se me pierda lo que más amo.No me importa si se gradúa de 20 años.Soy Padre y veo tantos comentarios de algunos padres de familia que están más preocupados por el reinicio de clases y de lo que están atrayendo a los niños, que por su propio bienestar, pero yo estoy más preocupado por lo que llegó el 31 de mayo sin haber recibido las garantías al cien por ciento para que lo que más amo en esta vida, no corra ningún riesgo de enfermarse ni mucho menos con esa pandemia, ya que hay padres de familia que envían a sus hijos resfriados o con algo más sin importar la salud de los otros niños ni de los mismos docentes.¿Qué pasará si hasta esa fecha no hay seguridad real que mi niña no se enfermeras?ahora, en casa está sana, y bien cuidada.Yo como padre responsable y conocedor de todas las cosas que pueden sufrir los educandos fuera de casa y ESPECIALMENTE en las instituciones (pues soy también docente), tengo el alma en vela de solo pensar que más niñ @ s se enfermen.En serio padres de familia pensemos más en la salud de nuestros hij @ s que, en la escolaridad, porque hay muchas maneras de recuperar el estudio, pero no hay ninguna forma de recuperar la vida una vez que se haya perdido.¿Cuántos hombres de verdad a sus pequeños ?, ¿En serio quieren llegar a sus hijos sin garantías al 100%?Mis hijos son mi vida y no estoy en la tónica de exponerlos sin los cumplimientos de los protocolos exigidos por la OMS.SI de verdad quieres a tus hijos no los desprotejas ”.

    Duque, su Ministro de Educación, las Secretarías de Educación departamental y municipal y los rectores, deberían ser inteligentes, escuchar y aprender de la sabiduría de padres y madres y ni siquiera dar cabida a ponerlos en estos dilemas de tener que escoger entre perder un año escolar o perder la vida. Don Mario, estamos con usted.

  • Redacción Judicial Tejiendo Territorios.

    Toda la política de aislamiento social hasta ahora desarrollada por el presidente Iván Duque y su Gabinete para enfrentar la pandemia del Covid-19 en Colombia se podría caer, si la corte acoge los argumentos de los abogados y líderes sociales y políticos Nixon Torres Cárcamo, Edilberto Escobar Cortes y Máximo Noriega Rodríguez.

    Los firmantes radican su demanda como coadyuvantes en la declaratoria de inexequibilidad de los Decretos que fueron proferidos como ordinarios, pero su naturaleza constitucional, es la de Decretos Legislativos.

    Para revisar o leer la demanda de inexequibilidad por favor haga clic aquí:https://smallpdf.com/shared#st=21438cd4-7220-4665-9cb6-fb08727cd82d&fn=COADYUVANCIA+DE+SOLICITUD+DE+DECLARATORIA+DE+INEXEQUIBIIDAD+ DE + LOS + DECRETOS + DE + CONFINAMIENTO-im% C3% A1genes.zip & ct = 1588974185377 & tl = extract & rf = link

    Los decretos demandados son:

    1. DECRETO NÚMERO 457, del 22 de marzo de 2020, Por el cual se imparten instrucciones en virtud de la emergencia sanitaria generada por la pandemia del Coronavirus COVID-19 y el mantenimiento del orden público.
    2. DECRETO NÚMERO 531, del 8 de abril de 2020, Por el cual se imparten instrucciones en virtud de la emergencia sanitaria generada por la pandemia del Coronavirus COVID-19, y el mantenimiento del orden público.
    3. DECRETO NÚMERO 593, del 24 de abril del 2020, Por el cual se imparten instrucciones en virtud de la emergencia sanitaria generada por la pandemia del Coronavirus COVID-19, y el mantenimiento del orden público.
    4. DECRETO NÚMERO 637, del 6 de mayo del 2020, Por el cual se declara un Estado de Emergencia Económica, Social y Ecológica en todo el territorio Nacional.

    Puede consultar los decretos aquí:

    Decreto 457 del 22 de marzo de 2020https://smallpdf.com/shared#st=f2277016-243a-4681-8ed2-f35eeb8202c7&fn=DECRETO+457+DEL+22+DE+MARZO+DE+2020-im%C3% A1genes.zip & ct = 1588970757491 & tl = extract & rf = link

    Decreto 593 del 24 de abril de 2020.https://smallpdf.com/shared#st=18ff2b40-cb03-4cea-92a7-62e9dd0cfb36&fn=DECRETO+593+DEL+24+DE+ABRIL+DE+2020-im%C3% A1genes.zip & ct = 1588973974904 & tl = extract & rf = link

     Cárcamo y otros demandantes, argumentan entre otros aspectos que“desde una óptica formalista del derecho, podría pensar que los decretos enjuiciados, son actos administrativos que nacen en la potestad de reglamentación” ajustada a la ley, pero, “Sin embargo, al descender en las críticas, que sustentan la necesidad de proferir estos actos administrativos, observamos: todos los decretos expeditos, enjuiciados, pueden afectar unas claras limitaciones a derechos fundamentales y garantías constitucionales, como es el derecho al trabajo, el derecho de libre locomoción, entre otros, al decretar el aislamiento obligatorio y establecer unas restricciones ”.En consecuencia, “Desde una óptica orgánica, es el artículo 215 Superior, el que podría sustentar constitucionalmente, la expedición de decretos legislativos, para conjurar el avance de la PANDEMIA del CORONAVIRUS, y no el 189, por no existir norma positiva en el orden jurídico colombiano , que le permite al presidente, reglamentar restricciones al derecho fundamental de locomoción o libre circulación y del derecho al trabajo ”

    Uno de los argumentos y razones que dan los demandantes es que“La medida de aislamiento, que vienen aplicando los mandatarios locales, en un modelo de Estado Unitario - Centralista, empeora las circunstancias de vida de los habitantes en los territorios, en el entendido que no tiene el manejo del presupuesto nacional, los recursos con los que cuentan los mandatarios locales, dependencia del giro del sistema de participación, donde no son grandes recursos y mucho menos para atender la crisis social que genera el aislamiento, tornando el aislamiento, que se ponen en práctica los mandatarios locales, en aislamientos inconstitucionales, porque propician el desaparecimiento de los derechos humanos, en los territorios, como por ejemplo confinando a sus habitantes, como en la época NAZI, a los judíos, al confinamiento en campos de concentración, donde así se convierten los espacios de los hogares, donde el ciudadano,no puede salir, aunque tenga hambre, porque su libertad, esta cercenada ”

    Concluyen los demandantes que, en criterios jurídicos constitucionales, los decretos enjuiciados, son DECRETOS LEGISLATIVOS y no decretos reglamentarios.

    Los demandantes al final solicitan a la Corte Constitucional: “Si la Corte Constitucional, declara exequible los decretos enjuiciados, le solicitamos respetuosamente que se condicionen los mismos, a que el Jefe de estado, en sus facultades legislativas extraordinarias, profiera medidas que desarrollen el aislamiento pero en condiciones dignas, dotando a los ciudadanos de condiciones mínimas de subsistencia, que no se limiten, como dijo la vendedora estacionaria de Quibdó - Chocó, “A que le recolen una bolsa de arroz, pero no tiene para el gas natural” y se adopte medidas que favorezcan a la pequeña y mediana empresa, para que en tiempo POST.PANDEMIA, se reactiva constitucionalmente la economía, sin afectación a los derechos fundamentales.

    Si prospera dicha demanda, quedarían sin sustento las medidas de aislamiento social tomadas por el presidente colombiano y tendrían que revisar y ajustar todas las normas proferidas hasta ahora y se demostraría la improvisación y el enfoque autoritario de todas estas políticas. 

  • Por:Harold Ruíz Moreno.

    "La paz es un derecho y un deber de cumplimiento obligatorio".(Artículo 22. Constitución Política).

    La humanidad se mata en varios países con guerras cruentas y conflictos violentos que generan la pérdida de millones de personas, los mismos que dejan lisiados, desplazamientos, confinamiento y víctimas de actos crueles y degradantes, que por varias razones y causas, las guerras y conflictos han permitido que se haya establecido el derecho de la guerra y con un esfuerzo mayúsculo de la comunidad internacional se creó la Corte Penal Internacional, quien con el estatuto de Roma, trata de juzgar a los criminales de guerra, estos instrumentos ha permitido que las mayorías de las guerras y conflictos se resuelvan por la vía del diálogo, la negociación y los acuerdos que pongan fin a los flagelos de la guerra que tanto se ensañan contra la humanidad.

    Colombia afronta el conflicto armado interno más violento y degradante del continente y por varias décadas  este se ha incrementado en los últimos años por la intervención del narcotráfico, que se convierte en el combustible de la guerra incruenta que padecemos; por esfuerzo de la sociedad civil, la presión de las víctimas y el acompañamiento internacional, la guerra y el conflicto en varios momentos se han tratado de resolver por la vía del diálogo y la negociación, que tienen el antecedente desafortunado del incumplimiento por parte del estado colombiano y también del asesinato o el atentado contra los líderes de quienes se han alzado en Armas contra el estado, Guadalupe Salcedo, los hermanos Calvo, Carlos Pizarro, Enrique Buendía, Ricardo González y últimamente Alfonso Cano, son algunos de los ejemplos de que el estado no cumple con la palabra empeñada.

    En los procesos de diálogo y negociación han cumplido un destacado papel los negociadores de parte y parte y con las dificultades del conflicto colombiano donde la sociedad siempre se polariza, se divide, y se presentan hechos que la comunidad internacional no entiende como una mayoría estrecha del país salió a votar en contra de la Paz y la reconciliación; se crea la figura del comisionado de paz, cargo que  fue creado por el gobierno de Belisario Betancur (Decretos 240 y 2560 de 1983), y el país recuerda la frase del maestro Otto Morales, Comisionado en el Gobierno de Belisario Betancourt que afirmó “ hay enemigos agazapados de la Paz” en el momento que renunciaba a su cargo de comisionado de paz.

    El país está en deudas con hombres como el ex ministro Rafael Pardo, quien acompañado de Antonio Bejarano y Carlos Eduardo Jaramillo, lograron la firma de los acuerdos de desmovilización de las organizaciones guerrilleras del M 19, del EPL, QUINTÍN LAME, PRT, LAS MILICIAS Y LA CRS. Procesos de negociación que se conocen en la historia del país como la PAZ NEGOCIADA y que se dieron en los gobiernos de Virgilio Barco y Cesar Gaviria, y que permitieron la desmovilización de cerca de siete mil alzados en Armas.

    Después del fracaso del acuerdos cese al fuego, paz y tregua de la Uribe, donde el comisionado fue John Agudelo Ríos, el fracaso de la Uribe fue una de las causas que generó el genocidio de la UP, el asesinato de 4 candidatos presidenciales, el gobierno intenta procesos fallidos de Caracas y Tlaxcala con la Coordinadora Simón Bolívar, integrada por  las FARC, EL EPL y ELN, donde se destacó el comisionado de paz Horacio Serpa, quien pierde la presidencia de la República con Andrés Pastrana, cuya bandera fue La Paz y quien negoció la zona de distensión en el Caguan con las FARC, permitiendo la instalación de una negociación al mando de los comisionados Víctor G Ricardo, quien después de su renuncia fue remplazado por Camilo Gómez, las negociaciones fracasaron al final del gobierno de Pastrana por la intervención de los EE UU y la obstinación de las FARC, quienes exigían un gobierno de transición y una constituyente que adoptara una nueva constitución, negociación que fracasa por responsabilidad compartida por las dos partes.

    Capítulo aparte significa el pasó como comisionado que no fue de la Paz, sino de la guerra como fue  Luis Carlos Restrepo llamado el “doctor ternura” en el gobierno de Álvaro Uribe Vélez, este declaró la guerra de tierra arrasada, el equilibrio de fuerza que ostentaban las FARC lo perdieron ya que fueron diezmadas con la implementación del plan Colombia, financiado por los EE UU, que trajo consigo el crecimiento desmesurado de los paramilitares o autodefensas, Colombia viviría la peor página de la historia del conflicto, con el incremento de las masacres, Desapariciones, desplazamientos, confinamientos, la práctica de los hornos crematorios, o de los pozos de ácido que desaparecían seres humanos, o también las casa de piqué donde se descuartizan la vida humana, al igual que el horror de los mal llamados falsos positivos donde asesinaron a más de 10 mil jovencitos o personas que nada tenían que ver con el conflicto. El Doctor Restrepo con la orientación del presidente Uribe cerró toda la posibilidad de diálogo con la guerrilla y su papel lo jugó con la falsa desmovilización de los paramilitares de las AUC, a las que les incumplió extraditando a sus jefes a los EE UU, o con la falsa desmovilización del “frente Cacica la Gaitana , hecho que lo tiene como prófugo de la justicia colombiana; Restrepo confundía y engañaba con su falsa “ternura”, las sentidas aspiraciones de paz y reconciliación de los colombianos.

    La Historia del conflicto de la nación recordará con letras de oro a los doctores Sergio Jaramillo y Humberto de la calle, quienes en el gobierno del presidente Juan Manuel Santos, lograron llevar a la mesa de negociación a la guerrilla más antigua del mundo, Las Farc, quien después de sufrir derrotas militares y políticas, renuncian al uso de la violencia y permiten la solución negociada del conflicto armado interno por medio de la negociación, después de cinco años de conversaciones con el estado colombiano, se logra acordar la agenda de la Habana, poniéndole fin a una guerra de más de 50 años, con el reconocimiento de la mayoría de los colombianos y el respaldo y acompañamiento de la comunidad internacional.

     

    El triunfo de la llegada del binomio Uribe-Duque, hecha al traste los deseos de paz y reconciliación de los colombianos y uno de sus voceros llama, “A hacer trizas los acuerdos de La Habana” y el senador Álvaro Uribe y Marta Lucia Ramírez impone como comisionado de “paz”, al Sr Miguel Ceballos, cuya trayectoria se da en la academia y la investigación, siendo uno de los ideólogos de la Seguridad Democrática, conservador y de la línea de derecha del régimen.

    Su gestión inicia con el NO rotundo de reactivar la mesa de negociación internacional el ELN, y conjuntamente con el presidente Iván Duque le dan un portazo a años de conversaciones con esta guerrilla ; amenazan a Cuba, que fue el país que albergó la mesa de conversaciones con las FARC y es uno de los garantes de este proceso y comete delito de PERFIDIA, que según el concepto jurídico que le fue entregado al Presidente Duque por Federico Mayor Zaragoza, ex director general de la Unesco, en julio de 2019, que junto con otros juristas internacionales sustenta que Cuba no puede extraditar a los miembros del ELN porque está obligada a cumplir el derecho internacional, al igual que el Gobierno Nacional debe garantizar el retorno de esta delegación cumpliendo con los protocolos que firmó el Estado colombiano con el ELN, en 2016, con el respaldo de los países garantes.

    Como lacayo obediente del amo del norte ayudaron a gestionar la inclusión de cuba como país que “protege” terroristas, mostrando el mayor gesto inamistoso con un país que se la jugado como el que más por La Paz y la reconciliación de los colombianos. El Sr Ceballos habla desde los batallones, con discurso de guerra, que ha permitido que lo llamen el pequeño comisionado… De  la guerra.

  • Por:Harold Ruiz Moreno .Exconcejal de Pasto.

    Artículo 3. La soberanía reside exclusivamente en el pueblo, del cual emana el poder público.El pueblo ejerce en forma directa o por medio de sus representantes, en los términos que establece la Constitución.(Constitución política).

    Uno de los mayores orgullos de los ciudadanos es su soberanía, la identidad de una nación se fundamenta en la toma de decisiones sin la intervención de países extraños, la unidad del territorio, sus símbolos, sus tradiciones, sus costumbres, su cultura y sus instituciones son en resumen la patria.

    En la integridad de la soberanía de los colombianos la historia registra sólo el gris episodio de la pérdida de Panamá a principios del siglo 19, cuando los Estados Unidos por la importancia estratégica de este territorio, incentivo lo que llaman la “separación”, para después reconocer una ridícula indemnización; y el mundo observó cómo después se construyó y operó el canal por EE UU, quien después de 100 años fue obligado por la gesta de independencia de Omar Torrijos, a devolver el canal a los panameños.

    Entre los gobiernos de los EE UU y Colombia ha existido lo que pomposamente llama la “cooperación”, que no es otra cosa que la intromisión, desde el punto de vista militar, el comando sur, determina la estrategia militar en la región, para los militares colombianos es un orgullo formarse en los batallones del país del norte y Colombia siempre ha sido el peón de brega para la estrategia de intervención en todos los campos de la hegemonía de los gringos.

    En enero de 1994 se presenta la presencia de tropas de Estados Unidos en la zona del departamento Del Valle del Cauca, arrancó el desembarco de la fuerza extranjera para la construcción de la polémica escuela y el puesto de salud de Juanchaco y Ladrilleros; los nativos sufrieron las restricciones y medidas de seguridad que aumento en los alrededores de la base aérea de la Armada y quedó claro que la invasión tuvo claros objetivos geoestratégicos, por la actitud sumisa del gobierno de la época, esta intervención no tuvo la intervención del congreso como lo ordenaba la constitución.

    La llamada “cooperación” se manifiestan en los acuerdos militares firmados entre Colombia y Estados Unidos; en 2009 fue un acuerdo bilateral de tipo militar entre los gobiernos del expresidente colombiano Álvaro Uribe y el estadounidense Barack Obama con el que ambos países buscaban combatir con mayor eficacia el narcotráfico en Colombia y el terrorismo. A Estados Unidos se le permitió un mayor acceso a 7 bases militares en suelo colombiano: Palanquero, Apiay, Bahía Málaga, Tolemaida, Malambo, Larandia y Cartagena.

    Con múltiples justificaciones, los gobiernos lacayos han permitido la intervención de tropas, “asesores” y militares que en viene para disque “combatir” el narcotráfico, o construir una “escuelita”; son muchos los abusos que cometen los EE UU en Colombia y que quedan en la más incompleta impunidad, como lo ocurrido en la denuncia verificada porque al menos 53 menores de edad fueron violadas años atrás por soldados y contratistas de EE.UU., quienes grabaron los abusos y vendieron los videos como material pornográfico, según denuncia el "Informe de la Comisión Histórica del Conflicto y sus Víctimas". Este estudio de 809 páginas, publicado en febrero del año 2015 y que fue encargado a 12 expertos, y que recogen y relata los abusos que fueron cometidos en Melgar y Girardot, próximas a la base militar de Tolemaida, la más importante de Colombia, donde se ubica el mayor número de soldados estadunidenses.

    En las últimas horas se anuncia que el Gobierno del Presidente Iván Duque Márquez, como lo hizo su mentor el expresidente Álvaro Uribe, autorizó la llegada de tropas extranjeras de los EE UU con una unidad élite, con el consabido argumento que vienen a “colaborar “ para apoyar la lucha contra el narcotráfico, el anuncio lo hizo la embajada de ese país y afirmó que se trata de la Misión SFAB, una brigada norteamericana que asesora y apoya operaciones "en naciones aliadas, su misión de intromisión en Colombia comenzará a principios de junio y tendrá una duración de varios meses, durante los cuales centrará sus esfuerzos principalmente en las Zonas Futuro delimitadas por el Gobierno Nacional y que se ubican en las regiones más afectadas por los cultivos ilícitos: Pacífico sur (Nariño), Catatumbo (Norte de Santander), Arauca, Bajo Cauca (norte de Antioquia y sur de Córdoba) y el Parque Nacional Chiribiquete y sus alrededores; como siempre la embajada de los Estados Unidos reafirmó que esta tropas tienen no sólo el beneplácito del presidente Duque, sino que también tienen el apoyo irrestricto e incondicional del ministro de Defensa de Colombia, Carlos Holmes Trujillo, y el comandante General de las Fuerzas Militares, general Luis Fernando Navarro, los que señalaron que para el Gobierno colombiano la lucha contra el narcotráfico es una prioridad compartida con Estados Unidos.

    Como en las casos referidos, en esta ocasión se rasgarán las vestiduras los áulicos del gobierno, quienes defenderán la intromisión de tropas extranjeras, se escuchará la voz de la altivez y dignidad de la bancada parlamentaria alternativa quien defenderá la soberanía nacional; se presentarán protestas sociales de reivindicación de la integridad de la nación y escucharemos la voz y la pluma del periodismo independiente, pero no permitirá el binomio Uribe-Duque que intervenga el congreso de la República y Colombia volverá a ser como lo ha sido siempre el patio trasero de la hegemonía del país del norte.

  • Por:Zabier Hernández Buelvas.

    El patrullero Zúñiga no es un héroe, es el pueblo levantando su voz, es el malestar del sistema, es la rebeldía ante lo injusto.Ahora tendrá que soportar el poder del mando corrupto de la Policía y el Gobierno.Debemos apoyarlo, no lo dejemos solo.

    No es un hecho ocasional y fortuito. El Patrullero Ángel Zúñiga sintió en carne propia lo que es ser pobre, no tener un pedazo de tierra, ni una casa, ni quien los defienda y as, además, afrontar la violencia de un Estado y un Gobierno que a través de su fuerza publica defiende los intereses de de las poderosa familias de este país, en este caso a la familia Lemos Simmonds quienes son dueños de inmensos terrenos en el Valle y el Cauca.

    “Yo sé que me van a trasladar lejos, lo sé, pero es algo injusto lo que están haciendo en este momento. No les van a dar vivienda, no les van a dar reubicación, están abusando de los derechos humanos, estamos en cuarentena”, dijo el patrullero Zúñiga.

    Él patrullero Zúñiga en ese momento no era consciente, pero estaba enfrentando nada más y nada menos que al gran poder terrateniente de este país. Su sangre y su mente de gente humilde del pueblo, antes que policía, reclamaba justicia, su ímpetu solidario y su decisión de ponerse del lado de los pobres que se defendían de la maquinaria que violentamente los agredía, es una decisión valiente que reta al poder castrense y se con vierte en critica certera al autoritarismo y el terrorismo de Estado.

    La reacción del patrullero parece a simple vista espontanea, pero en esencia es una reacción que muestra el cansancio del abuso del poder, de las violaciones de derechos humanos donde los violadores son agentes del Estado aliados a paramilitares y terratenientes.

    El patrullero Zúñiga no es un héroe, es el pueblo levantando su voz, es el malestar del sistema es la rebeldía ante lo injusto.  Ahora tendrá que soportar el poder del mando corrupto de la policía y el gobierno. Debemos apoyarlo no lo dejemos solo.

  • Por: Harold Ruiz Moreno. Ex concejal de Pasto.

    “Es mejor liderar desde atrás y poner a otros al frente, especialmente cuando las cosas van bien. En cambio, debes tomar la primera línea cuando hay peligro. Es entonces cuando la gente apreciará tu liderazgo (Nelson Mandela).

    Colombia se jacta de ser la democracia más antigua del continente, con división de poderes, con el ejercicio de la “libertad de prensa”, la existencia y participación de partidos políticos y la llamada sociedad civil en diferentes formas de organización, gremiales, populares, sindicales, ambientales, de cultura, Indígenas, campesinos, afros y trabajo social y popular en las ciudades.

    Pero el país asiste a la presencia de un conflicto armado interno con las prácticas más execrables, la tragedia humanitaria que vive la nación que ha significado los mayores vejámenes de conflicto alguno existente en el mundo, porque lo que vivimos los colombianos es cruel y doloroso, las masacres, los desplazamientos, confinamientos, las torturas, las ejecuciones extrajudiciales mal llamados falsos positivos, hornos crematorios, pozos de ácido y casas de pique, la violencia sexual, todas las prácticas de horror y miedo, con indicadores de un holocausto donde hemos perdido toda posibilidad de asombro, porque la insensibilidad de la guerra nos lleva a despreciar la vida como derecho fundamental y el estado llamado a defender y proteger, no solo no actúan , sino que cientos de sus agentes están involucrados en el atentado y el asesinato sistemático de los líderes sociales.

    Con la agudización del conflicto, el número de asesinatos contra los líderes sociales se incrementa, frente a un estado cómplice que no hace mayor cosa para que sistemáticamente se atente contra hombres y mujeres que le dedican gran parte de su vida, a trabajar por el desarrollo y bienestar de las comunidades, en especial con los sectores más débiles y menos favorecidos.

    Hoy asistimos al asesinato sistemático de líderes sociales, desde la firma de los acuerdos de La Habana en el año 2016; 971, si casi mil, líderes sociales han sido asesinados, cifra está corroborada por entidades de seriedad comprobada como, INDEPAZ, el CINÉP, y otras ONG de la misma seriedad y verificadas por entidades internacionales del prestigio de las Naciones Unidas.

    Los 971 líderes sociales asesinados corresponden a sectores, campesinos 342; 79 comunitarios; 124 cívicos; 71 Afrodescendientes; 6 Ambientalistas; 58 Sindicalistas; 250 Indígenas y 131 mujeres, anotando que hasta la fecha, 219 integrantes del partido FARC, han sido asesinados, muestra más que fehaciente de que están haciendo, “trizas La Paz” como lo anunciara rabiosamente un vocero destacado del uribismo.

    El gobierno del presidente Iván Duque Marqués y sus voceros en vez de proteger a los líderes sociales, dan voces destempladas y Re victimizan está práctica sistemáticamente de asesinato contra los líderes sociales, con irresponsables pronunciamientos, como el del innombrable que para justificar los falsos positivos afirmó, “No estarían cogiendo café”, o cuando el ex ministro de defensa Luis Carlos Villegas manifestó, “ La inmensa mayoría de muertes de líderes sociales se deben a peleas de vecinos, faldas y por rentas ilícitas”, y en la misma línea irresponsablemente el ex ministro Botero acusó a la protesta social cuando dijo, “Y con los dineros ilícitos corrompen, y en tercer lugar financian la protesta social. Entonces, cada vez que ustedes ven que cerraron la (vía) Panamericana, o ayer que me cerraron unas carreteras en Nariño, detrás de eso siempre hay mafias organizadas. ¡Pero mafias de verdad, mafias supranacionales!”,

    Los líderes sociales están siendo asesinados y sus organizaciones están a Merced de los actores ilegales y de agentes del estado, para el gobierno sus vidas se comparan con la violencia callejera del robo de celulares como lo afirmara la ministra uribista del interior, Sra. Alicia Arango. Desconociendo que pareciera que en Colombia uno de los mayores delitos es ser líder social.

    Una democracia deja de serlo, cuando se asesina sistemáticamente a sus líderes sociales y se atenta contra sus organizaciones; el mundo ve con estupor como una parte de la sociedad colombiana está en contra de la Paz y la reconciliación; y festeja o en el peor de los casos no actúa contra esta hecatombe contra los líderes sociales, quienes no sólo deben tener la protección del estado, sino que sus acciones y actuaciones de trabajo denodado por las comunidades a quienes le dedican sus vida deben tener el reconocimiento de la sociedad en su conjunto, que pare ya el asesinato sistemático contra los líderes sociales en Colombia.

  • Por:Harold Ruiz Moreno.Ex concejal de Pasto.

    Colombia ha sido siempre un país presidencialista y centralista donde las regiones no cuentan para la real construcción de una República unitaria que ha conspirado siempre con la existencia de las regiones, estas asfixiadas por el odioso centralismo, desarrollaron en las década de los 70s y 80s grandes manifestaciones y paros cívicos que lograron en 1986 la elección popular de los alcaldes y en 1991 la de gobernadores, y fueron definitivas en el bello proceso constituyente que aprobó la constitución del 91, con un espíritu descentralizador que empezó por trasferencias suficientes para cubrir las obligaciones sociales de los entes territoriales.

    La carta política acordó un hito en el proceso de descentralización fiscal en Colombia, estableciendo que el 46% de los ingresos corrientes de la Nación (ICN) debían ser transferidos a las entidades territoriales, Para cubrir gastos e inversiones en los sectores de salud y educación y se harían a través de dos bolsas, el situado fiscal (departamentos) y las participaciones municipales (municipios), establecidos en los artículos 356 y 357 de la constitución.

    El primer golpe a las regiones vino con la aprobación del acto legislativo 01 del 2001 y la ley 715 del mismo año, que empezaron a cercenar los recursos de las regiones y sus responsabilidades en educación, salud y otros renglones sociales se vieron afectados y el espíritu descentralizador de la constituyente, vio nuevamente que el estado nación descentralizaba las funciones, competencias y responsabilidades, pero a la vez disminuiría los recursos económicos.Que no pararon y con el acto legislativo 04 del año 2007 y la ley 1176 del mismo año, se disminuiría aún más los recursos utilizados a las regiones, reformando una vez más el artículo 357 de la constitución.

    Pero la descentralización no solo afectó los recursos económicos, también, al ordenamiento territorial, que pasó de ser un asunto de política a uno de código de construcciones. Muchos intentos fracasaron, hasta que se aprobó la Ley 388 de 1997, que se enfocaba en la exigencia de elaborar los planes de ordenamiento territorial (POT).

    El desmonte de los Consejos Regionales de Planeación (CORPES) confirmó este “abandono de lo regional”. La obstaculización permanente de toda propuesta de asociación e integración de departamentos o municipios bajo cualquier nueva forma territorial corroboró la insistencia en un modelo de “descentralización” basado en lo local, ratificó el carácter clientelista de la relación jerárquica entre el Estado y el municipio, y le permitió al gobierno nacional mantenerlas bajo su control. Después de 14 años, la Ley 388 fue revisada y se expidió la Ley 1454 de 2011.

    En el tema que nos ocupa, el de las regalías, también introdujeron el Acto Legislativo No. 5 de 2011, que modificó el Sistema General de Regalías, y la Ley 1530 de 2012, que reguló su organización y funcionamiento y recientemente se aprobó el acto legislativo 05 de 26 de diciembre de 2019, por medio del cual se reforma el Artículo 361 de la Constitución Política de Colombia y se dictan otras disposiciones sobre el régimen de regalías y contribuciones.

    Esta norma mantiene en la distribución de los ingresos del Sistema General de Regalías el 10% para ciencia, tecnología.Los mayores cambios consiste en la redistribución de los porcentajes que se asignan para los departamentos y municipios donde se exploren recursos naturales no renovables, los municipios más pobres del país, proyectos de inversión regional, conservación de las áreas ambientales estratégicas y la lucha nacional contra la deforestación, etc. También se establece que el Gobierno nacional deberá radicar hasta el 30 de marzo de 2020 el proyecto de ley que ajuste el SGR y que, si el Congreso no ha expedido dicha ley al 30 de agosto de 2020, se faculta hasta por un mes al presidente de la República “para expedir decretos con fuerza de Ley que garantiza la operación del Sistema según el nuevo marco constitucional,

    El proyecto de ley presentado el pasado 1 de agosto por el gobierno del presidente Iván Duque Márquez pretende arrebatarles a los entes territoriales la intervención sobre el 50% de los recursos de regalías, con los cuales los departamentos y municipios construyeron sus planes de desarrollo, donde la mayor fuente de financiación de estos planes radica en estos recursos y a la vez nuevamente el estado centralista busca desatenderse de la responsabilidad de los proyectos estratégicos de desarrollo de las regiones, para que sean  estas las que  los prioricen, pero el manejo de estos recursos los manejaría Planeación nacional, quien atentaría contra la autonomía e independencia de las regiones, es importante anotar que por la pandemia el gobierno nacional tomó más de 25 billones que eran propiedad de las regiones para destinarse a cubrir las responsabilidades de la nación con el Covid19.

    Estas acciones lesivas contra las regiones muestran otra vez más que al centralismo poco le importa la unidad nacional y la vida de las regiones, a quienes las someten al yugo opresor, donde quien más pierden son los habitantes de estos territorios, que se debaten en medio de la miseria y la presencia de un conflicto social y armado donde solo funciona la lógica de la criminalidad, que es la que impera por la ausencia del estado nación que abandona a las regiones a su mejor o peor suerte.

  • Por: Máximo Noriega Rodríguez. - 

    Uribe ataca a la generación llamada a cambiar las cosas y se aferra a unos copartidarios anclados en el pasado de guerra y odio que tantos réditos le produjo. Encerrado es más peligroso, sobre todo cuando tiene seguidores dispuestos a reafirmar que "plomo es lo que hay".

                    Nos es casual que tras la captura de Álvaro Uribe Vélez se hayan reactivado las masacres en Colombia, y tampoco es casualidad que las víctimas principales de esas masacres hayan sido niños y jóvenes. Uribe mismo y el uribismo "pura sangre" odian a la juventud porque los jóvenes son los únicos capaces de cambiar el actual estado de cosas, relegando al uribismo a su papel natural de infamia en la historia de Colombia. Desde llamarlos "vagos" porque reclaman sus derechos hasta insistir en que los jóvenes no conocen la historia de Colombia y por eso no idolatran al del Ubérrimo, hace parte de un discurso que busca justificar los vejámenes que se han cometido hasta ahora y que ellos quieren seguir cometiendo contra los jóvenes. Uribe y el uribismo le declararon la guerra a la juventud porque no quieren que nada cambie.

                    No quiero decir que Uribe Vélez haya ordenado directamente asesinar jóvenes, sino que desde los mismos Falsos Positivos en sus gobiernos ha sido recurrente el ataque a la juventud. Uribe odia a los jóvenes y no hace falta que él mismo dé órdenes teniendo tantos delincuentes dispuestos a hacer lo que suponen que él quiere que hagan. Basta que él diga que la juventud es afín a las Farc para que los narco-paramilitares que lo siguen asesinen a nueve jóvenes en Nariño y para que un general de la Policía insinúe -sin pruebas- que podría tratarse de una vendetta entre narcotraficantes, porque el estilo de los funcionarios de sus gobiernos es sindicar a inocentes de relacionarse con delincuentes, como hicieron con Alfredo Correa D´Andreis antes de asesinarlo.

                    Hasta ahora se han documentado cerca de 5 mil asesinatos extrajudiciales (Falsos Positivos) ocurridos en los dos gobiernos directos de Álvaro Uribe en los que las principales víctimas eran niños y jóvenes; sin embargo, las entidades internacionales y los relatos locales indican que los Falsos Positivos de la era Uribe 1 y 2 fueron cerca de 10 mil. En otras palabras, durante los dos gobiernos del hoy presidiario Uribe Vélez se asesinó a una generación completa de jóvenes para fingir ganar una guerra que cobardemente nunca peleó contra las Farc, para entonces alzados en armas. Uribe nunca enfrentó a una guerrilla, sino que, fiel a su estilo cobarde, fingió unas bajas que nunca ocurrieron, y lo hizo sobre los cadáveres de jóvenes pobres disfrazados de guerrilleros.

                    Igual que en "El Otoño Del Patriarca", un Uribe megalómano desvaría y dirige su artillería contra quienes están llamados a cambiar las cosas. Él, aferrado al statu quo de amo y señor omnipotente, cree con razón que serán los jóvenes quienes terminarán por relegar su escuela de odio y sangre al lugar oscuro que se merece. Decía Jaime Garzón que si los jóvenes no toman el control de sus propias vidas y del país nadie vendrá a hacerlo por ellos, y parece que esta generación pasó de la indignación a la acción. Los jóvenes por fin han despertado y Uribe quiere mantenerlos en un sueño eterno. Pero la realidad plantea una aterradora posibilidad: Uribe es aún más peligroso estando preso, sobre todo teniendo a mucha gente dispuesta a cometer por él los vejámenes necesarios para que nunca cese la horrible noche en la que él es el amo de la oscuridad. Ellos lo anunciaron desde el detestable "plomo es lo que hay" hasta la advertencia de la periodista Vicky Dávila cuando dijo que apresar a Uribe significaría un aumento de la violencia. La violencia es y será siempre la estrategia uribista.

                    Y es que el uribismo y la juventud son incompatibles. Los jóvenes adquirieron conciencia de cuidar el planeta, mientras el uribismo sigue aferrado a la economía fósil que destruye el medio ambiente. Los jóvenes aman y respetan a los animales como seres sintientes, mientras el uribismo adora torturar toros y llama "caballo minusválido" a sus contrincantes. Los jóvenes quieren un mundo en donde todos seamos sujetos de derechos, libres y tolerados, mientras el uribismo sigue viviendo en la edad media en materia de derechos humanos. Los jóvenes creen en el amor libre como filosofía de vida, mientras el uribismo tiene como norte el pensamiento retrógrado del exprocurador Ordóñez. Los jóvenes luchan por educación gratuita para que todos tengamos las mismas posibilidades de crecer, mientras el uribismo no quiere abandonar su visión de exclusiones y privilegios que ubica a algunos por encima de otros.

                    Es apenas lógico que los jóvenes y el uribismo sean antagonistas, si al fin y al cabo los jóvenes han sido víctimas del uribismo y sus acciones irracionales de violencia. Desde una irreverencia argumentativa, los jóvenes han sitiado al presidiario Uribe, valiéndose de la inmediatez de las TIC´s y del conocimiento empírico de las consecuencias de tantos años, situación que incomoda al uribismo pues ellos no admiten contradictores y mucho menos si éstos están armados de argumentos y razones. La fuerza de la juventud cohabita con el poder de los argumentos, su pasión está desbordada de raciocinio y sin miedo a defender sus argumentos desde la no-violencia, lo cual incomoda a quienes los prefieren ver disfrazados de guerrilleros asesinados con las botas al revés. La fuerza -incluso la fuerza física- se refleja en la construcción de una generación que tiene qué decir y que sabe por qué lo dice.

                    La evolución de Colombia como sociedad está ligada al impulso vital de la juventud, a su rebeldía y a sus acciones para transformar nuestra realidad. Los jóvenes, que nunca son tibios sino decididos, no aceptan las infamias porque su naturaleza es levantarse, rebelarse ante el dolor. El uribismo se topó con la juventud y ahora la ataca con las armas que conoce: las masacres, la persecución y la exclusión. Lo importante es que los jóvenes no se dejen amedrentar, que el miedo no los paralice y que su respuesta al uribismo no sea violenta, como ellos esperan, sino que con su voto ayuden a cambiar la realidad. Los jóvenes no se dejarán engañar con el uribismo de jeans y tenis que huye cuando de tomar decisiones se trata, ni con los ídolos con pies de barro construidos a punta de publicidad pagada; en esta oportunidad los jóvenes saben que llegó ese punto de inflexión en el que se debe tomar un camino para salir adelante, o seguir cayendo al abismo.

                    Los jóvenes están cambiando para bien a la sociedad colombiana y por eso los atacan. Su alegría es contagiosa, su decisión es ejemplar y sus sueños son los sueños de todos. El cambio es ya y es inevitable, porque podrán cortar todas las flores, pero nunca impedirán la llegada de la primavera. Florecer entre las piedras, atreverse, es un acto de suprema rebeldía.

  • Por: Harold Ruiz Moreno. Ex concejal de Pasto.

    “Porque el gobierno colombiano tiene la metralla homicida para el pueblo y la rodilla puesta en tierra ante el oro americano". Gaitán.

    El país asiste a momentos de crisis, violencia, terror, pandemia y desgobierno que provoca un clima donde la muerte rodea a los ciudadanos, quienes vemos cómo se incrementan las masacres, el asesinato de líderes sociales, la persecución sistemática de grupos armados ilegales, que en gran parte del territorio nacional, son los que impone un para Estado que gobierna la nación.

    Esta tragedia humanitaria ocurre en medio de una pandemia que ha afectado el tejido social, que ha generado el dolor de la pérdida de miles de vidas humanas, donde sus familias además de perder a sus seres queridos, no han podido ni siquiera hacer el duelo, donde la economía se afectado y son millones los empleos perdidos y principalmente la economía familiar ha sido afectada y el empobrecimiento dispara los índices de pobreza e indigencia.

    En medio de esta orgia de sangre, que se ha incrementado desde el inicio del desgobierno del Sr Iván Duque Márquez, porque integrantes de su partido político, el centro democrático afirmaron que harían “trizas La Paz” y lo están haciendo, por el desconocimiento de lo acordado y firmado por el estado colombiano; anunciaron que habría, “plomo es lo que hay, plomo es lo que viene”, y una muestra es lo ocurrido con el abogado Javier Ordóñez, asesinado por la policía nacional, quien violo la constitución nacional cuando  reza el Artículo 218. “La ley organizará el cuerpo de Policía. La Policía Nacional es un cuerpo armado permanente de naturaleza civil, a cargo de la Nación, cuyo fin primordial es el mantenimiento de las condiciones necesarias para el ejercicio de los derechos y libertades públicas, y para asegurar que los habitantes de Colombia convivan en paz. La ley determinará su régimen de carrera, prestacional y disciplinario”.

    Está más que demostrado que acabaron con la vida de este ciudadano de la manera más cruel, desconociendo los llamados de auxilio de Javier Ordoñez y sus amigos, que clamaban que cese la violencia brutal que acabo con su vida y que de manera igual de grave provoco la indignación y el rechazo de la ciudadanía en varias ciudades del país, provocando la respuesta una vez más violenta de la policía nacional. Solo en Bogotá la Sra. alcaldesa  Claudia López en rueda de prensa denuncio que se “asesinaron a 8 ciudadanos  con  armas de fuego proveniente de de la policía nacional”, afirmo de manera enfática la Dra. López, y de la misma manera anoto que, “sumándose a este macabro episodio, se presentó la ocurrencia  de cientos de heridos, 66 civiles de ellos por arma de fuego, disparadas por parte de algunos miembros de la policía sentencio la Sra. Alcaldesa” igualmente la Sra. Alcaldesa dijo que, “en Bogotá hubo una guerra y la utilización de armas de fuego policiales que provocaron estas muertes y la policía se habían comprometido a que no las usarían después del asesinato del joven Dylan Cruz”. Y reafirmó,” no vamos a tolerar una masacre de nuestros jóvenes”. La voz angustiada de la Sra. alcaldesa, demuestra la impotencia de las autoridades territoriales a quienes el gobierno nacional no solo no escucha, sino que pasa por encima de la autoridad distrital respaldada por la democracia local.

    La actuación violenta y de franca violación de la constitución se da bajo la complacencia de unos códigos y procedimientos, donde al policía se lo forma en doctrinas militares donde miran al ciudadano como el enemigo interno, donde violan las libertades ciudadanas y los derechos humanos, con patente de corzo por sus actuaciones en contra de la ley, saben que sus malas actuaciones serán de conocimiento de la justicia Penal militar donde reina la impunidad,  la corrupción de muchos integrantes la policía nacional ensombrece  el buen comportamiento ciudadano y de servicio de miles de integrantes de institución policía nacional, tan necesaria para garantizar la seguridad y vida  ciudadana.

    La ciudadanía ha denunciado en varias ocasiones la indebida utilización de la fuerza por parte de algunos integrantes de  la policía nacional, los abusos permanentes del ESMAD, quien es el responsable de la muerte de muchos ciudadanos y de causarles graves heridas a otros, todo ellos en la más completa impunidad, o también lo que ocurre con la policía anti antinarcóticos, quien perpetro la masacre del Tandil en el municipio de Tumaco en el año 2017, donde fueron asesinados 7 campesinos, sin que hasta la fecha no se haya procesado a los responsables, o variados casos similares de abusos constantes en donde por igual reina la impunidad.

    Es pertinente precisar que la mayoría de la institución policial le presta un servicio público invaluable por el  bien de la comunidad, son muchos los policías sacrificados en cumplimiento del deber público en la constante persecución contra la delincuencia, debe ser la policía nacional la primera en velar porque exista respeto por los ciudadanos y por igual para las autoridades locales, territoriales y distritales como lo reza la constitución nacional; no puede esta valiosa institución dejarse llevar por comportamientos dictatoriales que la lleva a contrariar la democracia del país y el desconocimiento de la autoridad constitucional, lo que no puede ser la razón para no atender la petición generalizada de la sociedad colombiana que exige una reestructuración de la policía nacional que como órgano civil, no puede seguir comportándose como un estamento militar que actúa como si estuviera siempre en guerra contra los ciudadanos.

  • Por: Harold Ruiz Moreno. Ex concejal de Pasto. - 

    Colombia se precia de ser una democracia estable con división de poderes, con órganos de control con relativa independencia y donde las fuerzas armadas y de policía se han sujetado a la Constitución Nacional.

    En medio de este escenario, el país vive desde hace varias décadas un conflicto armado interno que obedece entre otras causas a la injusticia, la concentración de la riqueza y la propiedad, con niveles alarmantes de inequidad, de pobreza e indigencia de la mayoría de la población colombiana.

    Este conflicto tiene las prácticas más execrables, vejámenes crueles y dolorosos, las masacres, los desplazamientos, confinamientos, torturas, falsos positivos, hornos crematorios, pozos de ácido, casas de pique, la violencia sexual, todas las prácticas de horror y miedo de un holocausto, donde hemos perdido toda posibilidad de asombro, porque la insensibilidad de la guerra nos lleva a despreciar la vida como derecho fundamental.

    La nación ha vivido épocas aciagas de violencia como el asesinato del Caudillo Jorge Eliecer Gaitán, pasando por Jaime Pardo Leal, Luis Carlos Galán, Bernardo Jaramillo, Carlos Pizarro; el exterminio de la UP, estos como los casos más emblemáticos de la servicia de este régimen oprobioso de muerte y violencia, que tuvo una respuesta contundente de la sociedad civil con el bello proceso constituyente que dio luz a la constitución del año 1991, que entre muchas conquistas que  logra fortalecer la democracia local,  la descentralización, ampliando las garantías de las libertades ciudadanas y la defensa de los derechos humanos de todos los ciudadanos.

    A este panorama desolador se le suma tal vez el hecho más violento de la historia de la nación, que supera el Bogotazo o el para cívico del 14 de Septiembre del año 1977, el genocidio presentado entre el 9 al 12 de septiembre del presente año, con el asesinato del abogado Javier Ordoñez y la respuesta de indignación presentada en el país y principalmente en Bogotá y Soacha, que generó el asesinato de 14 personas, heridos de bala que se acerca a los 100 ciudadanos y más de 500 heridos en general, presentándose un golpe de estado y la orden de disparar, desobedeciendo a la alcaldesa de Bogotá Claudia López por parte de la policía nacional, quien violó la constitución nacional que determina en su Artículo 315. “Son atribuciones del alcalde: 1. Cumplir y hacer cumplir la Constitución, la ley, los decretos del gobierno, las ordenanzas, y los acuerdos del concejo. 2. Conservar el orden público en el municipio, de conformidad con la ley y las instrucciones y órdenes que reciba del presidente de la República y del respectivo gobernador. El alcalde es la primera autoridad de policía del municipio. La Policía Nacional cumplirá con prontitud y diligencia las órdenes que le imparta el alcalde por conducto del respectivo comandante”.

    Con sobradas razones el Senador por el partido Alianza Verde Antonio Sanguino Páez afirmó sobre lo ocurrido en la capital del país, “Con mucha razón se ha advertido que hubo una interrupción constitucional en los aciagos días de la primera semana de septiembre; que en algún momento se rompió la cadena de mando; que las ordenes de reprimir y disparar salieron de zonas grises o de espacios extralegales; que la doctrina del enemigo interno actuó a sus anchas con una Policía al margen de la Ley; que hay una evidente responsabilidad política por las muertes y los heridos del soberbio y demagogo Ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo; y que al Presidente Duque le ha quedado grande hasta el uniforme de Policía que lució por estos días en Bogotá”.

    Está  más que claro que  ha este gobierno poco o nada les interesa preservar la democracia en el país, donde niegan el conflicto armado, hacen trizas los acuerdos de paz, desconocen la justicia y reclaman una sola corte del tamaño de una dictadura, penalizan la dosis mínima, amenazan la libertad de cátedra, limitan la libertad de expresión y opinión, cercenan la libertad de prensa, proponen armar a particulares, insisten en envenenar con glifosato los territorios cocaleros, e incentivan el desconocimiento de la democracia territorial.

    Enfrentar este clima autoritario del gobierno del binomio Uribe-Duque, requiere de la presencia masiva de la sociedad civil empoderada de la Constitución, mediante la movilización ciudadana, que de manera pacífica y organizada echemos al traste esta dictadura que busca cercenar la democracia en Colombia.